Las plantaciones forestales

Las plantaciones forestales no son bosques

Las plantaciones, al igual que los bosques, están compuestas por árboles, pero ambas son radicalmente diferentes.

 

¿Qué es un bosque?

Un bosque es un sistema complejo, que se auto-regenera y auto-alimenta, incluye suelo, agua, microclima, energía y una amplia variedad de plantas y animales en mutua relación.

¿Qué es una plantación comercial?

Es un área cultivada, cuyas especies y estructura han sido dramáticamente simplificadas para producir sólo unos pocos productos, ya sea madera, leña, resina, aceite o frutas. A diferencia de los bosques, en una plantación los árboles tienden a pertenecer a una reducida variedad de especies y edades y requieren de una constante y amplia intervención humana.

Otras diferencias

Por ejemplo: Un "bosque nativo", del que se hayan eliminado las especies de escaso interés económico, puede terminar siendo tan simplificado y necesitado de la intervención humana para conservarse de esa manera como cualquier plantación. Gran parte de los "bosques" de Europa entran en esta categoría.

Por otro lado, algunos bosques con gran diversidad, aparentemente "naturales", pueden ser el resultado de plantaciones abandonadas o continúan siendo cuidadosamente "cultivados" por poblaciones locales, como es el caso en áreas habitadas por los indígenas Kayapó en Brasil.

Los monocultivos industriales (situación que se repite en muchísimas regiones de América Latina) de los que trata este documento tienen sin embargo un estatus mucho menos ambiguo. Están produciendo una transformación agresiva y profunda de los paisajes, estas plantaciones son mucho más parecidas a un cultivo agrícola industrial que a un bosque en el sentido usual del término, o a los bosquecillos o parcelas agrícolas manejados de manera tradicional. 30.000 hectáreas de monocultivo forestale es tan malo como 30.000 hectáreas de hortalizas.

Necesidades de los monocultivos industriales

Normalmente compuestos por miles y aún millones de árboles de la misma especie, seleccionados por su rápido crecimiento, uniformidad y alto rendimiento de madera y plantados en bloques de la misma edad, requieren una preparación intensiva del suelo, fertilización, espaciamiento regular, selección genética, eliminación de plantas competidoras mediante métodos mecánicos o químicos, uso de pesticidas, raleo, cosecha mecanizada y en algunos casos poda. Tales plantaciones pueden ser implantadas en predios extensos pertenecientes a una empresa o arrendados por la misma, o consistir en la suma de un gran número de pequeñas propiedades.

La posibilidad de plantar árbol para múltiples intereses

En contraste con tales plantaciones, planificadas para responder directamente a una o dos necesidades de las grandes empresas manufactureras o de otros poderosos actores centralizadores, existen intentos de plantar árboles de tal forma que sirvan a una amplia variedad de intereses locales interrelacionados. Por ejemplo, en algunos sistemas agroforestales, se selecciona y planta una amplia variedad de árboles con el objetivo de proveer protección, sombra y alimento para el ganado, fruta y madera para consumo humano y protección, nutrientes y agua para los cultivos agrícolas. De esa forma, ayudan a mantener una producción diversa y en armonía con los paisajes y necesidades locales.

La restauración de bosques

A diferencia del modelo de monocultivos forestales o plantaciones industriales, es bueno destacar los esfuerzos destinados a restaurar bosques degradados mediante la plantación de árboles de una o todas las especies originales de un determinado lugar. En este caso, el objetivo no es el de producir grandes volúmenes de madera destinados al abastecimiento de los mercados industriales, sino el de restaurar ecosistemas diversos, utilizando para ello especies nativas. Es así que la plantación de una especie de eucalipto en alguna región de Australia de donde sea originaria, con el objetivo de regenerar el ecosistema original y plantado de tal forma que reciba la aprobación de las poblaciones locales, puede ser considerada como una contribución a la reforestación.

Cada especie debe convivir en el ecosistema al cual pertenece

La misma especie de eucalipto, al ser plantada como un monocultivo a gran escala para la producción de madera para pulpa en la India o Uruguay, no sólo no constituye una contribución a la "reforestación", sino que es muy probable que contribuya a la degradación ambiental y a la generación de problemas sociales. La plantación de árboles, ya sea de especies nativas o exóticas, no es en sí misma un proceso positivo o negativo. Resulta positivo o negativo según las estructuras geográficas o sociales dentro de las que es implantado.

Las plantaciones a gran escala en nuestro continente y en los países del SUR

Los países del NORTE (Europa, EE.UU, Japón y otros) plantan en el SUR los árboles que ellos no quieren plantar en sus propios territorios. ¿Por qué será?

La rápida expansión de las industrias de la fibra y pulpa de madera para papel, acrecentadas principalmente por la demanda voraz de pulpa de celulosa del Norte, ha sido una de las principales causas de la explotación de los bosques.

Hay establecimientos de enormes plantaciones para pulpa de papel en Indonesia, Brasil, Sudáfrica y Chile y un área siempre en crecimiento de plantaciones en otros países como Malasia, Vietnam, Tailandia, Uruguay, Argentina, Venezuela, Colombia, México, Congo y Suazilandia mientras muchos otros países se están incorporando al auge plantador.

Mucho antes que tu nacieras

Durante las últimas décadas, seguramente mucho antes que tu nacieras, hemos visto como la industria del papel ha destruido muchos de los bosques primarios:

Del noreste de Norteamérica, Australia, los países nórdicos, Chile, Indonesia, Argentina, Brasil y muchos otros. La progresiva destrucción de los bosques nativos dio lugar a una creciente presión del movimiento ecologista por conservarlos.

La destrucción de los bosques y la lucha de los ecologistas a generado en las industrias forestales un afán mayor por encontrar bosques primarios no explotados (en Rusia, Brasil) y al mismo tiempo terrenos donde poder plantar grandes extensiones de monocultivos para industrializar la madera con el fin de producir la pulpa que les permita fabricar papel para las necesidades y el estilo de vida de los países del norte.

Cuanto más se ve forzada la industria a pasar de bosques nativos a plantaciones de madera para pulpa, mayor es el incentivo para llevar la producción de materia prima fibrosa al Sur.

El eucalipto

Las especies de rápido crecimiento como el eucalipto, crecen en conjunto mucho más rápidamente en el Sur de lo que lo puede hacer cualquier especie comercial en el Norte, lo cual significa que están disponibles antes y que las plantaciones requieren una extensión de tierra menor.

Mientras que la tasa media de crecimiento de las plantaciones en los Estados Unidos rara vez supera los 10 metros cúbicos por hectárea y por año (siendo mucho menores en los demás países del Norte), las plantaciones de pinos en el Sur han mostrado tasas de hasta 30 metros cúbicos en algunas plantaciones en Chile. Por su parte, las plantaciones de eucaliptos en el Sur han logrado una producción que oscila entre 15 y 30 metros cúbicos por hectárea y por año en muchos países y hasta 60 metros cúbicos bajo condiciones excepcionales en Brasil.

 

El valor de la tierra

La tierra es más barata en el Sur, en particular en grandes extensiones contiguas. Por ejemplo, en muchos países el Estado arrienda tierras a empresas plantadoras, a precios muy por debajo de los de mercado. En Indonesia, las tierras públicas pueden ser arrendadas por empresas plantadoras por unos US$0,30 por hectárea y por año; en Tailandia por alrededor de US$2,50, mientras que el arriendo de la tierra es uno de los principales costos de los programas de plantación forestal en los Estados Unidos. Todo lo anterior hace que el costo de la madera sea menor en el Sur que en el Norte.

En 1988 el costo de producción de una tonelada de fibra para celulosa fue apenas superior a los US$28 en Brasil, Chile, Uruguay y Argentina, US$40 en el sudeste de los Estados Unidos, US$49 en el interior de Columbia Británica, US$102 en los países nórdicos y aproximadamente US$154 en Japón.

Tales diferencias en costos son muy importantes, dado que la madera representa entre el 40 y el 70% del costo variable en la fabricación de pulpa, que a su vez constituye el principal costo en la producción de papel. Por lo tanto, casi siempre resulta rentable producir madera en el Sur, incluso si las plantaciones se encuentran a gran distancia de los grandes mercados papeleros.

Tierra barata, explotación humana y esclavitud

La tierra barata no es el único subsidio que impulsa la expansión de las plantaciones para pulpa en el Sur. Otros subsidios que los gobiernos ayudan a implementar para favorecer a las empresas incluyen la eliminación de impuestos, créditos muy baratos, mano de obra barata y represión política.

En Uruguay, en muchas regiones forestadas con monocultivos someten a los trabajadores a condiciones inhumanas, donde incluso existen relaciones de esclavitud, trabajando por un plato de comida y durmiendo en el suelo y a la intemperie.

El pago por hora de trabajo en Brasil, por ejemplo, es el 20% de lo que se paga en Alemania. La represión sindical es otra forma de subsidio provista por los gobiernos de muchos países donde se está presenciando un gran auge de las plantaciones.

Baja el texto de esta página a tu PC(formato Word - zip 7 Kb)

CUENCAS

AMAZONAS

DEL PLATA

RÍO BALSA MAGDALENA

Leer más ...Uruguay y la Cuenca Atlánica ...

EL LAGO TITICACA

CATARATAS DEL IGUAZÚ
ECOSISTEMAS FORESTALES DE TIERRA DEL FUEGO
EL PLAN PUEBLA-PANAMÁ LA ANTÁRTIDA
FLORES DEL ECUADOR. Las Flores de Drácula ...

LOS BOSQUES TROPICALES

FORESTACION

EXTINCIÓN DE ESPECIES

TORTUGAS

EL BIOMA PRADERA

ACUÍFERO GUARANÍ

LA TRAGEDIA DEL LAGO MAIHUE (Chile)

 
 
 

Principal >> Ecosistemas >> Volver

Volver a la página inicial...

© 2004 Amigos de la Tierra / COMUNICATE CON NOSOTROS!!:

 

Por sugerencias, consultas, comentarios, pedidos, envio de material: amigos@somosamigosdelatierra.org

Para enviar tus dibujos, reportar links rotos, problemas con la pagina, etc.: webadmin@somosamigosdelatierra.org