Grandes plantaciones, grandes problemas

En general, los grandes cultivos forestales comerciales promovidos en el Sur son implantados en áreas ya habitadas. El objetivo no es el de mejorar la calidad de vida de la población local, sino la obtención de grandes volúmenes de madera en el menor tiempo posible.

Muchas veces, quienes buscan beneficios económicos a corto plazo generan desastres ambientales a largo plazo.

En nuestros países, el futuro económico y social se hace aparecer como dependiendo del desarrollo de las plantaciones y de las plantas industriales de pulpa (para papel) sosteniendo que las mismas generarán empleos y más exportaciones.

Durante los últimos años el eucalipto, debido a que está siendo plantado tan extensamente, se ha convertido en un símbolo de los grandes monocultivos de árboles en el Sur. Pero ¡ojo!, es incorrecto centrar el análisis en las características botánicas o ecológicas de los eucaliptos. El problema no radica en ninguna especie en particular, con sus características biológicas únicas, sino en como es utilizada. El problema no cambiaría mucho si se tratase de cualquier otro árbol, nativo o exótico, plantado a gran escala para abastecer a la industria y se ha constatado que los impactos de plantaciones a gran escala de pinos, melinas, acacias y otras especies son muy similares a los generados por plantaciones de eucaliptos.

 

 

Problemas locales

Las plantaciones sustituyen a los cultivos

Las plantaciones normalmente sustituyen a cultivos, pasturas o bosques, tanto primarios como secundarios. Debido a su carácter estrictamente comercial, rara vez se instalan sobre suelos degradados, puesto que su objetivo es el crecimiento rápido en corto tiempo, que requieren cierto nivel de fertilidad y disponibilidad de agua.
En algunos casos, ocupan áreas escasamente pobladas, donde la propiedad de la tierra está claramente definida en lo legal y socialmente aceptada. En otras áreas, donde la densidad de población es elevada, las explotaciones agrícolas de los campesinos locales pueden verse amenazadas con la cesión de esa tierra, por parte del Estado, a las empresas plantadoras.

 

 

 

 

 

Alcanforero (Asia tropical)

 

 

 

Las plantaciones pueden usurpar tierras utilizadas tradicionalmente por la comunidad en su conjunto. En ocasiones estos predios incluyen tanto tierras como pasturas comunales, cuya desaparición puede forzar a la gente local a sobreexplotar tierras o bosques cercanos.

La biodiversidad

Impactos sobre la biodiversidad local, provocando fuertes cambios en aquellas especies que, en los ecosistemas naturales, estaban en equilibrio. Algunas especies como el Jabalí (en Argentina y Uruguay) pueden rápidamente transformarse económicamente en plagas a partir de las modificaciones introducidas por las grandes plantaciones forestales. Tales plagas, que incluyen tanto mamíferos, aves e insectos como hongos y virus, pueden afectar tanto a la plantación como a los cultivos agrícolas cercanos e incluso a la ganadería.

 

La agresividad de estos monocultivos

Las raíces de los árboles, en particular de los eucaliptos, suelen extenderse muchos metros de forma horizontal, compitiendo entonces por el agua y los nutrientes con los cultivos linderos. En el noreste de Tailandia, los pobladores locales dicen que una especie de eucalipto (el Eucalyptus camaldulensis) "es egoísta" en el uso de los nutrientes. A ello se agrega la sombra proyectada por los árboles, que hace que los cultivos linderos reciban menos luz y por ende tengan un crecimiento menor.

Los bosques y la comunidad son primos hermanos

La ocupación y sustitución de bosques por plantaciones puede también dar lugar a problemas sociales, económicos y culturales graves. Los bosques a menudo aseguran a las comunidades locales el abastecimiento de agua y abono para los cultivos, forraje para el ganado, así como verduras, miel, fruta, hongos, fibras, leña, madera para construcción y medicinas, a la vez que en muchos casos constituyen una fuente de valores espirituales. Su desaparición trae aparejados impactos importantes en materia de alimentación, salud, vivienda e ingresos.

 

 

 

 

 

Yulán(China)

 

 

 

 

¿La forestación genera fuentes de trabajo?

En algunos contextos sociales, las plantaciones industriales a gran escala pueden generar nuevos puestos de trabajo a nivel local y este es uno de los principales argumentos señalados, tanto por el Estado como por las empresas, para intentar convencer a las comunidades locales a aceptar estos proyectos. Sin embargo, a menudo el desarrollo de las plantaciones resulta en una pérdida neta de empleo a largo plazo. Aunque las cifras varían ampliamente de un lugar a otro y de una fuente a otra, en general parece haber acuerdo en cuanto a que las plantaciones industriales no dan empleo a tanta gente como la agricultura convencional y en particular la agricultura familiar.

Los empleos generados son además fundamentalmente de carácter zafral y en particular durante la etapa de plantación. Son pocos los sitios en los que, dadas las condiciones climáticas, se pueda plantar durante los 12 meses del año. Por otra parte, las condiciones de trabajo, salvo excepciones, suelen ser entre malas y pésimas.

 


Problemas nacionales

Desplazamiento de miles de personas

Los impactos sociales de estas plantaciones pueden dar lugar al desplazamiento (impuesto o voluntarios) de miles de personas. Los grandes proyectos de plantaciones generan también el crecimiento explosivo de los barrios marginales en las grandes ciudades del Sur, aumentando la pobreza, la explotación infantil y la criminalidad.

Las exportaciones y la acumulación de riquezas

Muchos gobiernos de los países del sur (América Central, Sudamérica, Africa y algunos de Asia creen que sus países mejoran la economía cuanto más exportan; sin embargo esa "manía exportadora " genera graves problemas a nivel nacional.

Un problema es la concentración de la riqueza. Estas plantaciones industriales, que ocupan extensas áreas de tierras fértiles, requieren del apoyo estatal y de grandes inversiones a largo plazo, cuyos montos por hectárea varían entre 600 y varios miles de dólares. En la mayoría de los casos, requieren apoyo en materia de subsidios (ayudas), exoneraciones impositivas (no pago de impuestos), líneas de crédito blando (prestamos de dinero con muy bajos intereses), investigación forestal, construcción de rutas (que las paga el estado, es decir la gente), instalaciones portuarias mejoradas y otros subsidios que son extraídos del conjunto de los habitantes del país.
En algunos casos, la población nacional deberá respaldar la construcción de modernas y muy costosas plantas de fabricación de pulpa para papel. Si bien el costo de estas grandes inversiones es compartido por todos los ciudadanos, son muy pocos los que obtienen los beneficios.

En realidad, los cultivos forestales ya no son rentables, puesto que si lo fueran no necesitarían de todos los subsidios que reciben del Estado. Pero si a esta situación se agrega la incorporación de millones de hectáreas de nuevas plantaciones en los próximos años, es muy probable que los precios comiencen a descender, incorporándose así la madera a tantas otras de las materias primas que se extraen del Tercer Mundo.

 

 

 

 

Árbol Coral (Brasil)

 

 

Riqueza y Poder: Parientes muy cercanos

La concentración de la riqueza conlleva la concentración del poder y el despojo de las comunidades locales. En Tailandia, por ejemplo, las plantaciones industriales son una herramienta eficiente que beneficia a los ricos y perjudica, aún más, a los pobres. Los ricos se apropian de áreas supuestamente "marginales", a medida que la tierra es concentrada y transformada en eucaliptables, los pobladores locales se ven obligados a emigrar a los cinturones de miseria de las grandes ciudades.

 

 

Problemas en el agua

Bosque nativo y plantación no es la misma cosa

La confusión entre bosque nativo y plantaciones (que ya hemos comentado) ha llevado a publicitar las funciones de estas últimas como siendo similares a las del bosque en lo referente al mantenimiento del ciclo hidrológico. Incluso, se ha llegado a afirmar que la plantación de árboles en ecosistemas de pradera mejora el ambiente, puesto que ayudan a regular el ciclo hidrológico. Estas afirmaciones son mentiiiiiiiirrrrooossaaaaassss.

En ecosistemas que no han sufrido modificaciones, la vegetación que aparece naturalmente posee características que aseguran el mantenimiento del balance hídrico a largo plazo. La morfología y fisiología de las especies componentes de los ecosistemas locales tienden a estar adaptadas a la utilización más eficiente de la precipitación (lluvia) disponible.

 

Espinillo (Uruguay, Argenina, Paraguay)

 

¿Qué problemas generan sobre el agua las plantaciones de árboles?

Las plantaciones de árboles a gran escala modifican los siguientes elementos:

    • La relación entre el agua interceptada por el follaje y el agua caída al suelo. El follaje de una plantación posee características diferentes a las de un bosque natural, una sabana o una pradera en altura, forma de copa, forma y disposición de las hojas y ramas. Otro factor que caracteriza a las plantaciones es que en general están desprovistas de una vegetación de sotobosque. De estas características resultan diferencias en materia de la cantidad de agua de lluvia interceptada y evaporada. Es decir, que el suelo recibirá una cantidad mayor o menor de agua en comparación con la que recibía bajo la cobertura original.
    • La relación entre escurrimiento superficial e infiltración. Esta se verá afectada por un conjunto de factores, tales como el tipo de humus generado por la plantación y la cantidad de hojarasca acumulada, que facilitarán o dificultarán la absorción e infiltración del agua caída. El volumen de agua que atraviesa la copa de los árboles también afecta esta relación. La compactación del suelo por el uso de maquinaria pesada, dificulta a su vez la infiltración y favorece la evaporación.
    • La relación entre evapotranspiración e infiltración a la napa subterránea. El principal factor en este aspecto estará constituido por el volumen de agua utilizado por la especie plantada. La tasa de crecimiento de los árboles está en relación directa con su consumo de agua. En todas las plantaciones de especies de rápido crecimiento, el consumo de agua tiende a ser muy elevado y ello se agrava en la medida en que se seleccionan y utilizan árboles de crecimiento cada vez mayor.

En principio entonces, lo que se puede afirmar es que casi seguramente una plantación introducirá cambios en el régimen hídrico. El tipo y grado de los cambios va a depender no sólo de la especie plantada y el manejo al que es sometida, sino que también influirá el clima local (volumen de agua caída, periodicidad, ocurrencia de sequías, temperatura, viento), la topografía y el tipo de suelo.

Los déficit hídricos provocados por las plantaciones pueden dar lugar a una serie de impactos tales como:

  • Menor disponibilidad de agua para otras producciones agropecuarias y actividades industriales.
  • Problemas de abastecimiento de agua para sistemas de generación de energía hidroeléctrica.
  • Discontinuidad en el caudal de los cursos de agua en los períodos de baja.
  • Desabastecimiento de agua a comunidades locales y centros urbanos.
  • Modificación o destrucción de otros ecosistemas naturales, tales como humedales.

Como regla general, cuando los árboles reemplazan a usos no forestales del suelo, existen pruebas abrumadoras de investigaciones de cuencas en el sentido de que, luego de la forestación, se reducen los niveles de agua en el suelo y el caudal de los cursos de agua, siendo ambos efectos más pronunciados durante la estación seca o durante la estación de crecimiento.

Ejemplo de Chile, Tailandia y Uruguay

Laurel

 

En Chile, por ejemplo, se han dado casos en los que las plantaciones de Pinus radiata han producido el desecamiento de vertientes y de otras fuentes naturales de agua, así como crecientes irregulares en los ríos y anegamiento de valles durante la estación lluviosa. En la zona de Concepción, muchos terrenos en la cuenca del río Andalién han sido por ello abandonados por los campesinos.

Un campesino chileno de la zona de Rere, habiendo heredado un predio de 8 hectáreas, casi íntegramente plantado con pinos, se encontró con que no podía obtener agua, ni siquiera para el uso doméstico.

En Tailandia el eucalipto absorbe y reduce tanto el agua disponible, que los campesinos no pueden irrigar sus cultivos de arroz. Este impacto ambiental despierta el resentimiento de muchos campesinos y constituye uno de sus principales motivos de protesta contra la política de reforestación con eucaliptos.

En Uruguay los productores ganaderos han denunciado la falta de agua en sus campos, tajamares y aguadas debido a la creciente explotación forestal. Muchos productores aseguran que una vaca consume la misma cantidad de agua que un árbol. Teniendo en cuenta que una vaca ocupa una hectárea y que en una hectárea hay más de 1000 árboles, se trata de un problema de muchísima gravedad.

 

 

 

Problemas en la flora

Los cultivos industriales se inician con la preparación del suelo, por lo que la mayor parte de las especies locales son erradicadas del área de plantación. Las especies que vuelven a instalarse son eliminadas, ya sea por la limpieza mecánica de la plantación o por la aplicación de herbicidas. Una vez que los árboles han crecido, impiden el desarrollo de la mayoría de las especies vegetales por efecto del sombreado, la acumulación de hojarasca y ramas en el suelo, la competencia por el agua y los nutrientes, los efectos acumulativos de ciertos cambios en el suelo y los efectos alelopáticos (cambios o transformaciones) de algunas especies que producen sustancias químicas que afectan negativamente el desarrollo de otras especies.

Las pocas especies que logran sobrevivir bajo la plantación o en los caminos cortafuegos son eliminadas periódicamente para reducir el peligro de incendios. Por ejemplo, en una comunidad de la provincia de Yasothorn en el noreste de Tailandia, la destrucción de los pastizales causada por las plantaciones de eucaliptos, dejó sin pasturas al ganado y búfalos de agua (animales adaptados a los ecosistemas acuáticos), obligando a una docena de familias a abandonar sus hogares.

A veces se muestran fotos de plantaciones con un extenso sotobosque. Sin embargo, en estos casos no se trata de monocultivos industriales, sino de plantaciones abandonadas o que no reciben manejo alguno.

 

 

Problemas con la fauna

Para la mayor parte de la fauna local, una plantación constituye un desierto, donde no existen alimentos, refugio u oportunidades de reproducción debido a que su hábitat es destruido.

Para algunas especies, la plantación puede tener algunas ventajas en materia de refugio frente a sus predadores, pero esto a su vez puede llevar a la disminución drástica de las poblaciones de esos predadores y a un desarrollo descontrolado de la población beneficiada por la plantación.

En Chile

En algunas regiones de Chile, las plantaciones han hecho disminuir drásticamente el número de zorros, con el consiguiente incremento de roedores y conejos, que a su vez afectan a los pinos de las plantaciones.

Desequilibrios que afectan la diversidad de especies

El desequilibrio generado por la plantación afecta a un conjunto muy grande de especies, la mayoría de las cuales pasan desapercibidas para las personas que no residen en la zona o para quienes no son especialistas. La enorme variedad de formas de vida existentes a nivel del suelo (incluyendo bacterias, hongos, pequeños insectos, lombrices, etc.) puede sufrir grandes modificaciones por la combinación de los cambios en la hojarasca y otros restos vegetales a descomponer, así como por las modificaciones en la composición química y la estructura del suelo. El uso de agroquímicos también produce importantes alteraciones en la flora y fauna del suelo.

Las plantaciones industriales se caracterizan por un manejo intensivo, basado fundamentalmente en cálculos de rentabilidad económica. Los árboles nunca llegan a su madurez, sino que son cortados cuando adquieren las dimensiones óptimas para su venta o cuando se enlentece su crecimiento. Ello implica la casi inexistencia de micro-hábitats para numerosas especies que se desarrollan en árboles maduros, enfermos o muertos. Muchas especies de hongos e insectos que habitan esos micro-hábitats en los bosques nativos, simplemente desaparecen y con ellos el alimento de sus predadores. También tienden a desaparecer las plantas epífitas ( vegetales que viven sobre otras plantas sin sacar de ellas sus nutrientes) y las trepadoras, de gran importancia a su vez para el desarrollo de otra fauna que las utiliza de distintas formas.

¿Y las hormiguitas, por donde andan?

Existe a su vez un número reducido de especies que logran adaptarse al nuevo ambiente creado por la plantación. Sin embargo, algunas de estas especies son exterminadas porque afectan negativamente el desarrollo de la plantación. Tal es el caso de las hormigas cortadoras en Uruguay, Argentina y Brasil, que son uno de los pocos insectos que encuentran alimento en las plantaciones de eucaliptos y pinos y que deben ser exterminadas con venenos para que los árboles puedan desarrollarse. La contaminación resultante puede por supuesto afectar a otra fauna inofensiva para los árboles.

El impacto va más allá de área plantada

El impacto sobre la fauna y la flora, escapa al ámbito del área cubierta por la plantación y se extiende al área circundante, ya sea por el aumento de las especies beneficiadas por la plantación, como por la disminución de aquellas que resultan perjudicadas. Los incendios originados en las plantaciones se extienden a los ecosistemas circundantes, en tanto que los agroquímicos utilizados afectan a la flora y fauna acuática dentro y fuera de la plantación cuando los cursos de agua son contaminados con productos minerales o químicos.

Uruguay, Brasil y filipinas

El desierto alimenticio se convierte súbitamente en un festín para una especie, que puede desarrollarse exponencialmente (masivamente) y llegar a dañar seriamente o incluso aniquilar a la plantación. Tal fue lo que ocurrió en Uruguay, donde el Pinus radiata tuvo que ser abandonado a raíz de graves ataques de la polilla del brote Ryacionia buoliana. La Gmelina arbórea corrió la misma suerte en Brasil y los monocultivos de árboles establecidos por la Paper Industry Corporation de las Filipinas han sufrido permanentes ataques de plagas por la misma razón.

 

 

Problemas en los suelos

Hay que tener en cuenta que las grandes plantaciones de monocultivos forestales, de cualquier especie, normalmente se plantan para ser cosechadas y no para mejorar los suelos.

Además, las empresas, hacen inversiones para ganar dinero y no para proteger el ambiente y mucho menos el suelo. Por esa razón las plantaciones no se hacen sobre suelos pobres o degradados, sino por el contrario, muy fértiles.

Por otro lado, las plantaciones de rápido crecimiento implican actividades frecuentes de manejo, lo que hace al suelo más propenso, tanto a la erosión como a otros tipos de pérdida de nutrientes.

Run, run, run... los pesados camiones

El tránsito de vehículos pesados provoca compactación del suelo, lo que dificulta la infiltración del agua y favorece la erosión. La extracción de troncos rompe la superficie del suelo, dejándolo expuesto a las lluvias, facilitando así la acción erosiva del agua de lluvia. La tendencia creciente hacia una mayor mecanización, con la sustitución de las motosierras por grandes máquinas cosechadoras, implica un agravamiento de este tipo de impacto sobre los suelos.

 

 

Poesías

Árbol enamorado

Las caricias de tu boca
son como brisas
que danzan las hojas
en el árbol enamorado
de la vida si te moja

Las caricias
de tus manos
en mi rostro ya cansado
son soplos mensajeros
para el árbol enramado
de amor verdadero

Secoia y Araucaria
Fresno y Jacarandá
roble, Anacaguita,
Paraiso, Ibirapitá

Cualquier árbol, cualquier lugar
todos tienes raíces,
todos necesitan el mar

CAS

Árbol por siempre

El árbol del ayer
está aquí, siendo suelo si lo ves
cada hoja, cada rama
tierra y polvo es
Cada gota que de la copa
corrió y deslizó por su tez
no son recuerdos del árbol que fue
son misterios, son enigmas
son las huellas que encontré
son los lazos enramados
y los enriedos a la vez

CAS

 

 

Los bosques son naturaleza, las plantaciones son negocios

Resulta por consiguiente absurdo afirmar que cualquier tipo de plantación de árboles protege o mejora la calidad del suelo. Por el contrario, las pruebas muestran que las plantaciones industriales degradan los suelos y que sus funciones no pueden compararse ni por cerca con las de los bosques nativos.

Las plantaciones industriales a gran escala benefician a la industria internacional de la pulpa y el papel y también posibilitan que los grandes grupos económicos que las plantan logren periódicamente ganancias muy elevadas. Sin embargo, no están diseñadas para beneficiar a nuestros países, ni a la gente, ni al ambiente.
Normalmente destruyen más empleos que los que generan, dependen sin embargo de subsidios extraídos de amplios sectores de la población para generar sus ganancias.

No ayudan a la conservación de tierras, bosques, pasturas o recursos hídricos, sino que explotan implacablemente las ventajas naturales locales.

Deben estar en guardia contra el daño que estas empresas pueden causar. Si bien las raíces de los árboles de las plantaciones pueden estar dentro del territorio nacional, es muy poco probable que lo estén las raíces de tales empresas

 

 

¿Quieres en esta sopa de letras ?

Debes Leerla de izquierda a derecha

¿ Te animas a descubrir las especies de árboles que hay en esta sopa ?

 

Encontrarás de Méjico, Chile, Brasil, Uruguay, Paraguay, Ecuador y China

Baja el texto de esta página a tu PC(Documento Word - zip 13 Kb)

CUENCAS

AMAZONAS

DEL PLATA

RÍO BALSA MAGDALENA

Leer más ...Uruguay y la Cuenca Atlánica ...

EL LAGO TITICACA

CATARATAS DEL IGUAZÚ
ECOSISTEMAS FORESTALES DE TIERRA DEL FUEGO
EL PLAN PUEBLA-PANAMÁ LA ANTÁRTIDA
FLORES DEL ECUADOR. Las Flores de Drácula ...

LOS BOSQUES TROPICALES

FORESTACION

EXTINCIÓN DE ESPECIES

TORTUGAS

EL BIOMA PRADERA

ACUÍFERO GUARANÍ

LA TRAGEDIA DEL LAGO MAIHUE (Chile)

 
 
 

Principal >> Ecosistemas >> Volver

Volver a la página inicial...

© 2004 Amigos de la Tierra / COMUNICATE CON NOSOTROS!!:

 

Por sugerencias, consultas, comentarios, pedidos, envio de material: amigos@somosamigosdelatierra.org

Para enviar tus dibujos, reportar links rotos, problemas con la pagina, etc.: webadmin@somosamigosdelatierra.org