El comercio: sus reglas y nuestros derechos

 

 

MAFALDA (© Quino)

Cuando hacemos los mandados o cuando acompañamos a algún familiar al supermercado o almacén de nuestro barrio, sin darnos cuenta estamos participando de un mundo con reglas propias: las del comercio. También en el patio de nuestra escuela, cuando vamos a comprar la merienda estamos participando en una actividad comercial. Y también cuando cambiamos figuritas con algún amigo.

El vocablo comercio proviene del latín commercĭum y significa “negociación que se hace comprando y vendiendo o permutando productos o mercancías”.

MANOLO's (© Quino)

A lo largo de la prehistoria y la historia, las modalidades de comercio han sido muy variadas; desde la permuta directa entre personas que se intercambian artículos, hasta la aparición de diferentes tipos de moneda, que han servido y sirven como instrumento de cambio en compras y ventas en locales establecidos. En la actualidad incluso es posible comerciar sin tener necesidad de estar frente a frente el vendedor y el comprador, mediante el uso de tarjetas de crédito e Internet.

Cada uno de estos modos de comerciar tiene sus propias reglas, que van ajustándose a las características propias de los diferentes pueblos que habitan nuestro planeta.

MAFALDA (© Quino)

Por ejemplo, las grandes naciones indígenas que poblaron el continente americano, como los aztecas, los mayas o los incas, nunca consideraron el oro como lo consideraron los conquistadores españoles cuando llegaron a sus territorios, ni tampoco como se lo considera hoy en día. Para ellos el oro y los metales “preciosos” mas bien eran materiales apropiados para crear adornos, artesanías y aplicaciones en edificaciones sagradas.

Una importantísima función comercial en esa época de nuestra historia la cumplieron -aunque no lo creas- las semillas de cacao y las plumas de papagayo, que por su preciado valor servían para intercambiar por alimentos, vasijas o instrumentos de labranza.

MAFALDA (© Quino)

Y en la actualidad, ¿qué pasa?

En la actualidad esa diversidad de formas de comerciar de la cual hablamos al inicio se ha reducido considerablemente. Si tuviéramos que decir cual es la principal modalidad por la cual se desarrolla actualmente el comercio deberíamos referirnos al papel que juegan las empresas trasnacionales, ya que son responsables del 40% del comercio mundial.

*  Una empresa tienen un origen (o matriz) en un país determinado pero se transforma en transnacional cuando impone su presencia en numerosos paises del mundo. Es decir:  Aparenta no ser de ningún lado pero esta en todas partes.

Como su propio nombre lo indica, este tipo de compañías no comercian en un único país, sino en varios territorios en todos los continentes. Al igual que cualquier empresa pequeña, su objetivo es obtener ganancias, y se desempeñan para ello en diversas áreas de trabajo, como la alimenticia, la informática, la farmacéutica o la energética. Su relevancia en el modelo actual de comercio mundial se explica por las inmensas ganancias que logran año tras año.

Un ejemplo: el comercio mundial de productos agrícolas

Para poner un ejemplo que nos puede resultar familiar tomemos lo que sucede con el comercio mundial de productos agrícolas (podríamos elegir otro como el comercio de productos industriales o de servicios como la electricidad o las comunicaciones).

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se estima que al día de hoy, la mitad de todos los trabajadores del mundo están ocupados en tareas relacionadas con la agricultura. Esa inmensa cantidad de agricultores a lo largo del planeta son los responsables de producir los alimentos que llegan a nuestra mesa diariamente. 

MAFALDA (© Quino)

El comercio internacional de alimentos y productos agrícolas esta dominado por apenas siete grandes empresas trasnacionales, que tienen el poder suficiente para determinar los precios (que es lo que reciben los agricultores por su trabajo) y los costos de producción (cuanto le cuesta a los agricultores generar esos productos).

Es así que en el comercio internacional de productos agrícolas, cuando se habla que ciertos rubros (como por ejemplo la producción de soja, o de bananas por poner solamente dos ejemplos vinculados con América del Sur) están destinados a la exportación, automáticamente se está hablando del gran poder que tienen las empresas trasnacionales que dominan esos sectores y que son las que fijan todas las condiciones de los intercambios comerciales.

Sin embargo, existe en este ejemplo una paradoja que explica el momento actual en este sector: el comercio agrícola solamente es el 10% del comercio internacional, medido según la cantidad de dinero que involucra y considerado en su conjunto. Por eso, estas grandes empresas trasnacionales de la agricultura intentan desde hace unos 20 años aumentar esa cantidad para poder vender mayores volúmenes y en mas lugares.

Para lograr este objetivo, las empresas trasnacionales actúan de diversas maneras. La principal es la presión directa que se ejerce sobre los países de economías donde la actividad principal es la agricultura -casi todos los países de África, casi todos los países de América del Sur y casi todos los países de la parte sur de Asia, incluida China.

La organización mundial del comercio

Esas presiones se producen en este momento en la Organización Mundial del Comercio (OMC), que tiene su sede en la ciudad de Ginebra -Suiza- y donde se intentan definir reglas de funcionamiento para el comercio global.

El interés por aumentar el comercio internacional de productos agrícolas se lograría permitiendo a las grandes empresas ingresar con sus productos y venderlos en estos países. Sin embargo, estos países tienen muchas trabas para poder vender sus productos en Europa y Estados Unidos, donde sus productos podrían valorarse a mejores precios.

MAFALDA (© Quino)

A esta gran paradoja se denomina “libre comercio”, que en este caso quiere decir “libertad para las empresas trasnacionales” a hacer lo que quieran. No quedan dudas que los países agrícolas del sur participan de este modelo solamente como compradores, y nunca del todo libres. En esos países tomados en conjunto habitan 7 de cada 10 personas que viven en el campo y trabajan en la agricultura, y sumadas sus poblaciones, representan mas de la mitad de todas las personas que habitan nuestro Planeta Tierra.

¿Qué pasaría si sus condiciones de vida dependieran  de las condiciones que imponen las empresas? -Con esto queremos decir que la agricultura -de la cual dependen y por la cual subsisten esta inmensa cantidad de personas- es muy importante. Demasiado importante para dejarla en manos de solamente 7 empresas que no tienen otro objetivo que el de aumentar sus ganancias.

Tarea 1: Para buscar en el diccionario:

Trueque – Economía – Arancel – Exportación – Importación – Valor – Lucro - Costo

Tarea 2:

Ir a la Feria o mercado de tu barrio, pueblo, localidad o ciudad donde vivas

Un ejercicio que podemos hacer para saber mas sobre este tema consiste en ir a la feria de tu barrio. Allí podremos preguntar de donde vienen las frutas, las verduras, el pescado y los huevos que se venden. Podemos realizar lo mismo en algún supermercado y comparar luego las respuestas. También podemos comparar los precios.

Otro ejercicio muy simple consiste en anotar los precios de un puesto de frutas y verduras bien tempranito, dejar pasar algunas horas y luego volver a anotarlos. Te vas a sorprender...

Tomado de la revista  El Tomate Verde N. 25

MAFALDA (© Quino)

Baja el texto de esta página a tu PC(Archivo ZIP - 7 Kb)

 
 
 
Principal >> Alimentos >> Volver  
Volver a la Página principal  

© 2004 Amigos de la Tierra / COMUNICATE CON NOSOTROS!!:

 

Por sugerencias, consultas, comentarios, pedidos, envio de material: amigos@somosamigosdelatierra.org

Para enviar tus dibujos, reportar links rotos, problemas con la pagina, etc.: webadmin@somosamigosdelatierra.org